Las peleas: no porque le llamen “bullying” es algo nuevo

07/02/2014 11:51 pm

Acabo de ver el video de la pelea entre los chavos del Americano vs Miraflores y no sé qué me extrañó más – si el que los chavos estuvieran sobrios o el que Lopez Dóriga lo pusiera en el noticiero nacional.

Durante toda mi vida en México, las peleas eran algo de todos los días. En las Costras afuera del Bandasha, a las 2:30 en la salida del colegio o hasta en el estacionamiento de Santa Fé. Entre más niños del Cumbres, más posibilidades. Entre más alcohol, más masivas.

Hubieron miles de puntadas, mordidas de oreja, cráneos reconstruídos y hasta chavos que agarraban a batazos al suegro. Nada era normal. Pero era tan frecuente que dejaba de extrañar.

El 99% de las peleas eran sin razón: un “qué me ves, cabrón” … “por qué te le acercas a mi vieja” … o simplemente un puñetazo. De la nada. Por que sí. Porque había que ganarse el respeto para ganarse el Reino Mirrrey.

No sé qué me extraña más – el que ahora le llamen “bullying” o el que a mí me parezca algo tan normal de la cultura Mexicana.

Y es que sí. Ahora que tengo amigos Colombianos, Venezolanos, Peruanos y Ticos, para ninguno es “normal” que hayan peleas en las bodas. Ni el que le toquen golpes a las niñas que se meten a separar. Curiosamente, tampoco el tomar shots como forma de ligar y hacer amigos.

Extraño México. Mi familia, la comida y la cultura. Pero no extraño toda esa dinámica prepotente y alcoholizada que era parte de la rutina diaria. Que no es producto del bullying. Que ha permeado a la “crema y nata” desde antes de que existiera el Baby’O.

Extraño México. Pero con todo lo que lo extraño, sé bien que no quiero que mis hijos crezcan pensando que todo eso “es normal”.

Aquí les dejo este artículo del Universal en el 2006 — Violencia: El ‘nuevo’ hobby de los Juniors 

Deja un comentario

comentarios