¿Y a quién le hablan las marcas? (porque a mí no…)

08/04/2014 9:13 pm

pinterest ho

En el último año, entre la boda y la nueva vida de casada, he consumido más productos nuevos que nunca en mi vida. Que si las invitaciones. Que si los anillos. Que si los zapatos. Que si los mejores cuchillos. Que si la licuadora. Que si las mejores ollas y la olla expres que no explota. Ni hablar de todos los libros de recetas de cocina y tutoriales de “como acomodar mejor” que he visto – eso ya es por pura ñoñada.

¿Y saben qué?  En todas y cada una de esas preguntas no ha habido una sola marca con la respuesta. Mis búsquedas de Google sólo las responden Yahoo Answers y otras bloggeras.

Quizás me sorprende tanto porque no soy una ‘chavita recatada’ en las redes sociales – sino todo lo contrario. Es más, estoy segura de que mis tías piensan que soy una exhibicionista. Que no tengo pudor. Que comparto más de lo que debo.

Puse en Facebook la fecha en la que me comprometí y a la foto en Instagram sus debidos hashtags. Saben (desde siempre) en donde  vivo y de dónde soy – que tengo a una perrita, que trabajo todo el día (y en dónde) y sobre todo saben que mi familia está lejos y que por eso probablemente me toca aprender sola muchas más cosas que cualquier otra recién casada.

Facebook, y todas las páginas en las que pedí cotizaciones, saben también la fecha de mi boda. Y por ende mis aniversarios. ¿Y saben qué? Tampoco han hecho nada conmigo los restaurantes y las tiendas de vinos.

Parece que las marcas van ahí a lo pendejo. Haciendo su publicidad tan general que a nadie le queda el saco. Se olvidan que hay momentos muy cortos en donde nos damos la oportunidad de probar nuevas cosas y nos dejan (por suerte) a la merced de Google.

Quizás todo esto sólo me sorprende porque sé lo fácil que es segmentar la publicidad digital y que, habiendo pedido una bata de “Bride” a Victoria’s Secret me sigan mandando mails de “Get back to College with a new PINK wardrobe!”….

¡Ay, marquitas!

Deja un comentario

comentarios